¡Que las campanas sigan sonando!

Jacobo dice que ser valiente es lo más importante para atravesar por el tratamiento contra el cáncer y ¡vaya que lo es! Jacobo es uno de los más de 350 niños que forman parte del programa de acompañamiento integral de Fundación Vuela.

No sé si tú también, pero en Vuela estamos felices de tener tantas campanadas en el oído. Este es un momento que todos los pacientes con cáncer esperan. No quiere decir que ya terminó todo, pero es el primer gran paso para vencer la enfermedad y volver a una vida normal.

A continuación te compartimos un poco de lo que se vivió en estas celebraciones de los niños y niñas que llegaron al final de su tratamiento. Si quieres conocer más sobre nuestros programas y otras formas de ayudar a los niños que atendemos, puedes conocer más aquí.

Mónica

En el mes de abril, el Hospital Pediátrico Moctezuma continuó de fiesta con más campanadas, esta vez fue Mónica quien celebró a campanazos el final de sus tratamientos de manera oficial con sus familiares y el equipo de Fundación Vuela y el grupo de voluntarios. Mónica y sus familiares nos contaron que a pesar de los momentos difíciles por los que pasaron, nunca dejaron de apoyarse unos a otros para salir adelante. Lo que demuestra que en momentos difíciles, la unión hace la fuerza y sobre todo, hace fue las familias se unan formando un gran equipo que se apoya en cualquier situación.

Daniel Ezequiel

Un ejemplo más de fortaleza es Daniel, un adolescente de 19 años quien también celebró el final de sus tratamientos oncológicos. Durante el evento, los familiares de Daniel, sus amigos, su novia y su hermana nos demostraron la importancia de la unión familiar y la amistad. Fue un momento muy especial para todos sus familiares y también para Fundación Vuela, pues al dar este primer paso tenemos la esperanza de que Daniel pueda volver a la normalidad y a sus actividades diarias.

Santiago

Las buenas noticias no paran todavía, un pequeño de 6 años que demuestra que lo más importante en la vida es la actitud que uno tiene ante las adversidades que se presentan. Santiago durante su fiesta nos platicó que siempre tuvo una buena actitud ante su enfermedad, no se dejó vencer en ningún momento, al contrario enfrentó sus tratamientos y su enfermedad con valentía, seguridad y una buena actitud, por lo que nos enorgullece decir que Fundación Vuela está llena de VALIENTES

Romina Montserrat

Sabemos que en esta vida hay momentos de felicidad, angustia y tristeza, pero este momento es pura felicidad, Romina celebro a campanadas el final de sus tratamiento. Un momento muy especial para ella, sus familiares y para nosotros en Fundación Vuela pues para nosotros una de la satisfacciones más grandes que tenemos, es el saber que nuestros niños y niñas son unos verdaderos GUERREROS y GUERRERAS que afrontan, luchan y aguantan cualquier situación sin importar las dificultades que se presentan

Valeria Elizabeth

Después de 2 años de pandemia, pudimos regresar al Hospital y que mejor manera de hacerlo que celebrando el final de un tratamiento oncológico, la primer fiesta después de 2 años fue de Valeria, alguien que nos enseña que ella es más fuerte que una recaída o una quimioterapia. Nadie mejor que ella y su familia conoce el sentimiento y la sensación de recibir la noticia de enfrentar una recaída contra el cáncer y sin importar la situación salieron adelante de nuevo, esta vez mucho más fuertes y emocionados pues una recaída implica volver a empezar desde cero un tratamiento. Valeria nos deja claro que en el querer está el poder y ella nuevamente pudo dar sus campanadas y nuevamente un paso enorme hacia adelante al estar nuevamente en vigilancia 

Iñigo España

Iñigo España

Coordinador de programas de Vuela

Otras noticias